Sigue estas prácticas recomendadas para proteger tu sitio de WordPress:

  • Utilice plugins y temas seguros.
  • Utilice un firewall.
  • Supervise su sitio con un plugin de seguridad.
  • Realice actualizaciones con regularidad.
  • Haga que las contraseñas sean fuertes y cámbielas a menudo.
  • Limite los intentos de acceso.
  • Limite el acceso y gestione los permisos de los usuarios.