Existen programadores, diseñadores, mercadólogos, etc. Todos podrían en un momento dado diseñar una página web, pero para ser honestos se ocupa contar con un equipo que combine varios conocimientos o bien contar con una combinación, es decir, tener conocimientos de programación, de diseño, de marketing, de publicidad y de contenidos. Tener el conocimiento adecuado de estos sectores nos ayuda a poder diseñar proyectos de forma efectiva y con grandes posibilidades de éxito para nuestros clientes.