Siempre buscamos establecer un presupuesto con nuestros clientes. Este tipo de estrategias necesitan tiempo y mucho orden. Aunque comenzamos a ver resultados desde el inicio, lo mejor se presenta cuando podemos establecer una estrategia en forma. El precio es importante y lo definimos en forma con nuestro cliente, dependiendo de las tareas a realizar y lo que ya tuviera previamente trabajado.